Opinión

13.ago.2014 / 03:45 pm / Haga un comentario

A propósito del Congreso campesino que se realiza entre el 13 y el 15 de agosto en la Sierra de San Luis (municipio Bolívar, estado Falcón), intentaremos compartir algunas ideas sobre lo que sugiere el título del Foro en el cual participamos, y que sirve de título a la acostumbrada reflexión semanal. Siendo que los campesinos revolucionarios se reconocen chavistas, necesariamente, su plataforma ideológica tiene origen en el árbol de las tres raíces (Rodríguez, Bolívar y Zamora).

De la savia de este árbol, absorbió Hugo Chávez Frías buena parte de su pensamiento, que con el tiempo fue alimentando con ideas de otros pensadores progresistas y socialistas; todo lo cual adaptó a la realidad de su tiempo, que es nuestro tiempo; para así configurar un cuerpo de pensamiento propio, que hoy podemos identificar como chavismo, y que el III Congreso del PSUV aprobó como la cuarta raíz de nuestro proyecto socialista emancipador y libertario.

Está muy fresca la presencia física del Comandante Chávez para no tener claro el ideario de lo que estamos definiendo como chavismo, que en nuestra opinión comienza a visibilizarse en Diciembre de 1999 en el texto de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), como la carta de navegación para la refundación de la República. A partir de allí se desprenden las leyes, planes y proyectos que la hacen letra viva: 1. Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación del 2001- 2007. 2. Proyecto Nacional Simón Bolívar. Primer Plan Socialista (PPS). Desarrollo Económico y Social de la Nación. 2007- 2013. 3. Plan de la Patria para la Gestión Socialista 2013- 2019. Así, el régimen socioeconómico de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en los principios de justicia social, democracia, eficiencia, libre competencia, protección del ambiente, productividad y solidaridad, a los fines de asegurar el desarrollo humano integral y una existencia digna y provechosa para la colectividad…(Artículo 299 de la CRBV).

Como es fácil entender, la agricultura es uno de los pilares fundamentales de este régimen socio económico, cuya postulados y objetivos se condensan en los artículos 305, 306 y 307 de la CRBV. Después de casi 15 años de perfilar una nueva visión agropecuaria, podemos constatar muchos logros, pero también necesidad de algunas correcciones.

El artículo 305 de la CRBV establece que: “El Estado promoverá la agricultura sustentable como base estratégica del desarrollo rural integral, a fin de garantizar la seguridad alimentaria de la población; entendida como la disponibilidad suficiente y estable de alimentos en el ámbito nacional y el acceso oportuno y permanente a estos por parte del público consumidor. La seguridad alimentaria se alcanzará desarrollando y privilegiando la producción agropecuaria interna… la producción de alimentos es de interés nacional y fundamental para el desarrollo económico y social de la Nación. A tales fines, el Estado dictará las medidas de orden financiero, comercial, transferencia tecnológica, tenencia de la tierra, infraestructura, capacitación de mano de obra y otras que fueran necesarias para alcanzar niveles estratégicos de auto abastecimiento…”.

El artículo 306 reza que “el Estado promoverá las condiciones para el desarrollo rural integral, con el propósito de generar empleo y garantizar a la población campesina un nivel adecuado de bienestar, así como su incorporación al desarrollo nacional. Igualmente fomentará la actividad agrícola y el uso óptimo de la tierra mediante la dotación de las obras de infraestructuras, insumos, créditos, servicios de capacitación y asistencia técnica”. El artículo 307, está referido fundamentalmente al combate del régimen latifundista por ser contrario al interés social. Con base a lo establecido en la CRBV y en todas las leyes e instituciones que de ella se han derivado, podemos concluir que está muy claro EL QUÉ HACER. Sin embargo, en honor a la verdad, se debe someter a revisión EL CÓMO HACERLO, sobre todo para buscar mayor grado de eficiencia en los procesos y en los resultados.

Como parte de su legado, nuestro amado Comandante Chávez nos dejó toda una doctrina en relación a la sensibilidad social y la solidaridad con los más desvalidos. Así mismo, es parte de nuestra doctrina bolivariana, chavista, socialista y antiimperialista, la búsqueda de la verdad a través del ejercicio de la autocrítica y la crítica. En este sentido, Las Cinco Líneas de Acción Política, presentadas por el Presidente Chávez al país en enero del 2011, deben formar parte de la plataforma ideológica de los campesinos venezolanos. La revisión, rectificación y el reimpulso allí planteadas, es aplicable a ciertas prácticas que conducen a la ineficiencia, la cual pudiera atribuirse equivocada o tendenciosamente al Modelo Agrícola propuesto, cuando en realidad la ineficiencia se debe a quién y cómo se implemente el proyecto. En este sentido, la honestidad es un valor que no puede faltar en la plataforma ideológica chavista y que debe acompañar al movimiento campesino, ya que le permitirá usar la verdad como un arma revolucionaria que enriquece el debate y conduce a la corrección a tiempo de errores humanos.

Finalmente, así como el Comandante Chávez procuró la integración de los pueblos latinoamericanos y del Caribe; también hasta el último discurso convocó a las y los venezolanos a la unidad; la cual, conociendo al Chávez frontal y sincero que conocimos, estaba referida a la unidad en la diversidad y a la unidad que se logra con la irreverencia en el debate y lealtad en la acción. El llamado al movimiento campesino, es a invertir tiempo y energía en lo que pueda unirlos, y como buenos cristianos y seguidores de nuestro líder eterno, que también lo era, perdonarse los agravios y de la mano como hermanos y camaradas, continuar la marcha ¡CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA SIGUE!

Fuente: Página oficial del Partido Socialista Unido de Venezuela

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.