Noticias

16.sep.2012 / 02:43 pm / Haga un comentario

Francisco Ameliach se enteró de que sería el candidato del PSUV para el estado Carabobo el mismo día cuando el presidente Hugo Chávez lo informó a la militancia, durante un mitin celebrado en Valencia en agosto pasado. “Fue una sorpresa, como siempre hace el Presidente en estos casos”, contó Ameliach. “Me dijo que si yo estaba dispuesto a asumir la responsabilidad, y como siempre le dije que donde él creyera que yo pudiese servir a la Revolución, allí estaría”.

-¿Qué pasó por su mente en ese momento?

-La gran responsabilidad que eso significa. Es un estado que debemos recuperar, es un estado bien importante. Incluso, dentro del programa de gobierno del Presidente, está la creación del país-potencia, y Carabobo sería el epicentro de un gran polo industrial para el Mercado Común del Sur. Además en Carabobo está la oligarquía más rancia que pueda haber en Venezuela, que pueda estar allí.

-¿Cree que es posible para la Revolución ganar allí?

-Claro que sí. Trabajando. Además, si ves los números, Carabobo es chavista. El Presidente ha ganado allí todas las elecciones. Es un estado en el que, pese a estar gobernado por la oposición, se ganó la enmienda constitucional con 60% de los votos. Es un estado que tuvimos y no tuvimos, porque tuvimos un gobernador que cometió errores. Y creo que con el compañero Mario Silva no pudimos ganar por problemas internos, no hubo la unidad necesaria para lograr la victoria.

-¿Esos problemas están superados en este momento?

-Creo que hay una mayor conciencia. De los errores se aprende, y ahorita hay una unidad bastante fuerte, creo que monolítica. Está demostrado en un hecho como la postulación al Consejo Legislativo: en Carabobo los 12 partidos que apoyan al presidente Chávez fueron en alianza perfecta. Es una buena señal.

Sin embargo, Ameliach aclara que en este momento la candidatura a la gobernación “es un hecho secundario”, porque “mi primera responsabilidad es ser el director de organización y estrategia electoral tanto del partido como del Comando de Campaña Carabobo”. Después del 7 de octubre, después del triunfo de Chávez, abordaremos con fuerza esa tarea.

EN CAMPAÑA POR CHÁVEZ

-¿No va a hacer campaña estas semanas?

-Estoy en alta campaña, porque hacerle campaña a Chávez es la campaña de todos nosotros. Lo mejor que puede hacer un candidato a quien hayan nombrado para una gobernación es dedicarse a recorrer barrio por barrio, casa por casa, y hacer todo lo que tenga que hacer para la gran victoria de Chávez. Esa es la gran estrategia que debería tener todo candidato: fortalecer la victoria de Chávez en el estado es un gran paso para el triunfo.

-¿Usted atribuiría solamente a los problemas internos el hecho de que el Presidente gane en Carabobo pero se pierda la gobernación?

-En Carabobo no se logró la unidad necesaria, pero también hay que aceptar que hay un feroz comportamiento de los medios de comunicación y manipulación del pueblo. En Carabobo la prensa es terrible, y son verdaderamente un partido político. Hay dos diarios que son el verdadero partido político, porque Proyecto Venezuela no existe como organización de trabajo político e ideológico, pero sí hay poderosos medios que manipulan la opinión pública.

-¿En qué se sostiene el poder del gobernador, en su opinión? ¿En los medios, en su gestión?

-Hay que recordar que Acosta ganó las elecciones, y por errores cometidos en esa gestión volvieron al poder los Salas. Pero los Salas tienen más de 20 años gobernando el estado, y no son responsables de nada. La salud está descentralizada, y ellos dicen que no son culpables, por ejemplo. Ese gobernador y la dinastía de los Salas tienen dos objetivos: cómo sacar a Chávez del poder por cualquier vía y fortalecer sus negocios personales. Ellos juegan al colapso de los servicios para responsabilizar al Gobierno Nacional.

-Usted dice que los Salas están dedicados a sacar al presidente Chávez. ¿Qué información tiene sobre esto?

-Están más que demostradas las relaciones de Salas Römer con la derecha más radical estadounidense. La verdadera conexión con el imperio, en el año 2002, la llevaba Salas Römer. Ellos participaron activamente en la paralización del parque industrial. Eso está más que comprobado.

Según Ameliach, era tal la implicación de ese liderazgo en la conspiración de 2002 que era Salas Römer “quien tenía la decisión de qué gobernador se quedaba y qué gobernador se iba”.

-Usted habla de negocios. ¿Esos negocios son lícitos? ¿Son ilícitos?

-Están vestidos de negocios lícitos, pero en Carabobo no es un secreto que el emporio empresarial de los Salas es el que lleva todos los contratos. Es un grupo muy pequeño de empresarios que ejecuta las obras, los trabajos.

-Usted presume que puede haber una irregularidad.

-Sería irresponsable decir que hay irregularidad, pero sí hay un entorno cerrado de negocios en el que ellos tienen participación.

DESCONTENTO CON LOS SALAS

-¿La continuación de los Salas qué impacto tendría en Carabobo?

-Lo que viene pasando: una división de clases horrorosa, en la que los ricos se hacen más ricos y los pobres se hacen más pobres. En Carabobo, de la plaza Bolívar hacia el norte, todo está arreglado; de la plaza Bolívar hacia el sur no han sido atendidas las necesidades del pueblo.

-¿Hay descontento en Carabobo con esa gestión?

-Como no. Incluso, las encuestas hablan (IVAD) de que 57% no está de acuerdo con la reelección del gobernador. Hay sectores que adversan al presidente Chávez y están descontentos con la gestión del gobernador. Son personas nacionalistas que quieren a su estado y les duele lo que pasa en Carabobo. Hay personas que no son chavistas, que son honradas y trabajadoras, y si ven una persona que contribuya con la solución de los problemas, apoyarían esa candidatura.

-¿Cuáles son los principales problemas del estado Carabobo en este momento?

-La inseguridad, la vialidad, el desempleo, las fallas eléctricas; el Gobierno Nacional está trabajando en resolver esas fallas eléctricas. También, el suministro de agua hacia el sur. Hay problemas en el sistema de salud, porque está descentralizada. Hay problemas de vivienda que se están resolviendo con la Gran Misión Vivienda Venezuela.

-¿De cuánto responsabilizaría usted al gobernador en cuanto a la seguridad, vialidad y desempleo?

-Tiene por lo menos 80% o 90%. ¿Quién administra la policía en Carabobo? El gobernador. La salud está descentralizada. Él no se preocupa por la reactivación del aparato industrial, que crearía más empleos. No se preocupa por la capacitación del pueblo. En Carabobo hay oportunidad para todo. La solución de problemas solo es posible si hay una gran sinergia entre el gobierno nacional y el estadal.

-¿No la hay?

-A Salas no le interesa para nada establecer una relación con el Gobierno Nacional, y cuando recibe los recursos los usa con otros fines.

-¿Hay pruebas de eso?

-Hay pruebas contundentes. Hay denuncias en la Asamblea Nacional, y en la Contraloría General de la República, de hechos como la colocación de dinero a plazo fijo. En Fundadeporte, por ejemplo, hace varios meses que no les paga la deuda a los deportistas.

-Ese es el panorama que usted dibuja de la gestión de los Salas. ¿Qué le propone el chavismo a Carabobo?

-Es imposible que los problemas se resuelvan solo con los recursos que genera el estado. Para resolver los problemas de Carabobo se necesita unir fuerzas entre el gobierno nacional y el regional. En la entidad está “cantado” el triunfo del presidente Chávez. Ahora se necesita alguien a quien le duela el estado y que tenga la voluntad política para resolver los problemas.

-Usted dice que el triunfo del presidente Chávez está “cantado”. ¿También está “cantado” su triunfo en la gobernación en diciembre?

-Hay que trabajarlo. Va a ser fuerte esa batalla. Ellos tienen fuerza, experiencia, están en la gobernación. Hay que dar la batalla, y la vamos a dar con todo.

-¿En materia de seguridad?

-Carabobo tendrá su sede de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad. Un gobernador tiene que ayudar. En vialidad: aun cuando el Presidente reconoció su parte de responsabilidad en la paralización de las obras del Metro, ¿qué ha hecho el gobernador para que eso se active? La vialidad es el segundo problema del estado; la gente pasa mucho tiempo en colas. Hay un proyecto muy importante, que el Presidente va a apoyar, y ya tenemos el trazado para la autopista del sur: esto permitiría que todo el tráfico que va hacia occidente se desviaría en Guacara y se empalmaría en la encrucijada de Carabobo. Esto aliviaría grandemente el tránsito.

-¿Usted asumiría ese proyecto como suyo?

-Así lo asumo. Ese es un proyecto que tenemos, ya tenemos el trazado hecho por ingenieros, pero solamente es viable con el apoyo del Gobierno Nacional. Ningún gobernador puede hacer eso solo. Al gobernador actual no le interesa el pueblo, y no le interesa una relación con el Gobierno Nacional, sino ver cómo tumba al presidente Chávez. Eso tranca cualquier posibilidad de solución de problemas. Para la solución de los problemas se necesita la unión del pueblo, del Gobierno, de los empresarios, del Poder Popular.

PROPONE EL DIÁLOGO CON TODOS LOS SECTORES

-¿Usted propondría diálogo con todos los sectores en Carabobo?

-Diálogo con todos los sectores. Una de las cosas que voy a hacer es presentar un programa de gobierno serio, viable.

-Diálogo con todos, plantea usted. ¿Incluso con quienes no son chavistas?

-Con todos. Pero el Poder Popular es fundamental. Nada es viable si el pueblo no se involucra en la solución de los problemas, y cuando digo pueblo me refiero a todo el pueblo. En Carabobo hay un sector de clase media mayor que en la mayoría de los estados.

-¿Cree que su mensaje le puede llegar a la clase media?

-Sí, como no. Yo tengo la intención de resolver problemas. La finalidad del socialismo es buscar la mayor suma de felicidad posible para el pueblo, que nos incluye a todos. Pero por ejemplo no se puede resolver el problema de la seguridad sin atacar los problemas estructurales de la población de escaso recursos, sin atacar la pobreza. En Carabobo hay personas que no son chavistas, pero que si les presentas un programa serio de solución de problemas, lo apoyarán. Chávez es mucho más que Chávez; él es un líder, un proyecto, y sería muy importante que todos los sectores de clase media conozcan qué vamos a hacer.

COMO GOBERNADOR LLAMARÍA A LA UNIDAD DE TODOS LOS SECTORES

De ganar las elecciones para la gobernación del estado Carabobo, el dirigente socialista Francisco Ameliach tomaría una primera medida: llamar a la unidad en el estado. También emprendería algunas acciones con la policía de la entidad, señalada por la militancia socialista por hechos represivos como los registrados recientemente en Guacara y en Puerto Cabello.

Sin embargo, Ameliach sabe que se enfrenta a un hueso duro de roer en un estado que tiene una fuerte oligarquía.

-Hay una campaña contra las expropiaciones, y probablemente eso tendría un impacto en el sector industrial de Carabobo.

-Las expropiaciones son magnificadas, y las que se han hecho ha sido por estricta necesidad de recursos vitales, como la producción de alimentos. Ese no debe ser tema de preocupación para nadie. La Alcaldía de Valencia hizo un censo en el año 2011, según el cual había 1.018 empresas en la zona industrial, de las que 958 están en plena producción. Eso desmiente la matriz de que hay una desactivación del aparato productivo.

-¿Esas industrias se podrían incorporar a ese polo Mercosur que plantea el Presidente?

-Sin duda alguna. Hay empresarios que te dice que incorporarse al ALCA hubiese sido una locura, que los habría acabado. Ellos saben las puertas que se abren con el ingreso al Mercosur. En Carabobo están las principales ensambladoras de vehículos del país; en Brasil, la general Motors habló de triplicar su producción en Venezuela porque era mejor para ellos abastecer al norte de Brasil desde Venezuela. Triplicar la producción de vehículos en Carabobo implica la reactivación de puestos de empleo. Puerto Cabello es el principal puerto del país; se quiere convertir el aeropuerto en uno de los más grandes de carga de la nación. Va a ser un polo de desarrollo muy fuerte.

REVISAR POLICARABOBO

-¿Qué pasaría con esos proyectos con un gobernador de oposición?

-Buscaría trabajas para hacerlo, porque está pendiente de la politiquería, de oponerse por oponerse, de llegar al poder por una ambición personal y con el apoyo del imperio estadounidense. Si vemos cuál es el problema del imperio, ese es que Venezuela tiene las mayores reservas de petróleo del mundo. Ese es el principal problema de Estados Unidos con Chávez.

-¿Cuál sería su primera medida como gobernador?

-Llamar a la unidad del estado. Tengo la propuesta de gobierno con 12 puntos generales y cuatro ejes de desarrollo. Queremos dar un gran debate que involucre a todo el pueblo. La solución de los problemas es viable con la inclusión de todos los sectores.

-Usted habla de la seguridad. ¿Habría que intervenir Policarabobo?

-No. Allá hay policías muy honestos, y hay otros policías que habría que revisar su conducta. Creo que todos deberían pasar por una etapa de reentrenamiento. En los mandos habría que poner gente responsable, que tenga una filosofía distinta de la de los Salas, que es la represión. El entonces gobernador Salas Römer mandó a la policía y asesinó a los estudiantes del 4 de febrero de 1992 en barrio Canaima. Hay casos más recientes, como la represión contra el pueblo en Guacara, que fue una cosa inhumana e irracional.

-¿Usted garantizaría que algo así no ocurriría?

-No. Y si llegara a ocurrir por un desacato, les caería todo el peso de la ley. Por eso hablo de una parte de reeducación, de mejoramiento de sueldos y condiciones de trabajo, mejoramiento de equipamiento. Ahora hay sistemas modernos de vigilancia que pueden ayudar a dar mejor respuesta. Pero el problema estructural de la seguridad tiene que ver con la educación, con la pobreza, con el empleo, con una política integral. Si solo arreglas la policía no resuelves el problema de la seguridad. Correo del Orinoco

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.